El chef italiano, Matteo Stucchi refleja escenas de la vida cotidiana a través de sus creaciones pasteleras

 

Llega la Navidad e incluso aquellas personas a las que no les gusta el dulce aumentan su dosis durante unas semanas. Mantecados por un lado, turrones por otro y deliciosos postres convierten esta época del año en un aliciente para las básculas, que esperan impacientes la llegada de enero.

Pero ahora toca disfrutar. En todos los sentidos. Y las creaciones del maestro pastelero italiano, Matteo Stucchi son una buena forma de hacerlo. El chef ha llevado a un mayor nivel sus creaciones pasteleras y ha convertido su repostería en auténticas obras de arte.

Escenas en miniatura de la vida cotidiana. Poesía a  escala. Todo un escaparate de arte y de sabor.

Fuente: Cultura Inquieta.